CERFA, una sociedad independiente 

Científicos diplomáticos y otras aclaraciones

La Sociedad de Científicos Españoles en la República Federal de Alemania (CERFA), en relación con el artículo «Spanish Science Diplomacy: A Global and Collaborative Bottom-Up Approach», publicado en Science & Diplomacy, y con las opiniones surgidas tras este, como el artículo de opinión «How dare you call us diplomats», publicado en la sección World View de Nature, considera necesario transmitir su posición al respecto.

En primer lugar, nos gustaría aclarar que la organización de los grupos de científicos en el extranjero no es una iniciativa del Gobierno español, sino una respuesta a la cantidad de científicos que han tenido que abandonar el país porque no conseguían encontrar un trabajo en España. En el caso de Alemania, la sociedad está organizada mayoritariamente por diversos investigadores que se unen para tener una voz conjunta ante los retos que supone la carrera científica, por ejemplo, la inestabilidad laboral que se da de forma trasversal en todo el panorama de jóvenes científicos en el mundo, no solo en España (aunque con diferencias notables dependiendo del país).

En segundo lugar, consideramos que el reconocimiento de las sociedades científicas en el extranjero como actrices principales en la escena política y científica es un buen camino para acercar posiciones. En nuestra opinión, en el artículo original de Science & Diplomacy se intenta dar visibilidad a los grupos en el extranjero, aunque la ambigüedad del texto no aclara de forma contundente que las asociaciones y el Gobierno son dos entes bien diferenciados. Esto induce a pensar que se están atribuyendo la organización de las mismas.

Por estos motivos queremos remarcar desde CERFA que los científicos en el extranjero tenemos que jugar un papel esencial para cambiar las políticas científicas. De alguna manera nos convertimos a la fuerza en la imagen que este país tiene de España. De esta forma estamos a favor de que los agentes políticos en España nos empiecen a tener en cuenta. No obstante, no queremos que nos utilicen como un instrumento de propaganda de la marca España, de la cual, por motivos obvios, no nos sentimos parte. En este sentido, compartimos la crítica de «How dare you call us diplomats» con respecto a las políticas científicas que se han aplicado en España en los últimos años y que están destruyendo el potencial de investigación en nuestro país. Por otro lado, dejamos la puerta abierta a que nos escuchen, viendo con buenos ojos el acercamiento promovido por el artículo de Science & Diplomacy por medio de científicos en las embajadas. La figura de los coordinadores científicos contribuye al diálogo de las sociedades de científicos españoles en el exterior con la administración, por lo que, en este sentido, le damos la bienvenida a esta nueva forma de participación para que realmente puedan transformarse las políticas actuales.

Spanish Science Diplomacy: A Global and Collaborative Bottom-Up Approach“: http://www.sciencediplomacy.org/article/2017/spanish-science-diplomacy-global-and-collaborative-bottom-approach

How dare you call us diplomats“: http://www.nature.com/news/how-dare-you-call-us-diplomats-1.21628

Los científicos ‘exiliados’ no quieren ser “marca España”“: http://www.vozpopuli.com/next/cientificos-exiliados-quieren-marca-Espana_0_1008499411.html

Anuncios